Veranos de la Villa 2018 Madrid

Gracias a Veranos de la Villa, Madrid se convierte en un gran festival que incluye una variada programación repartida en numerosos espacios. A los enclaves habituales y centricos, se suman lugares más periféricos en una invitación a redescubrir el territorio urbano y hacer de toda la ciudad un gran festival de la cultura este verano con 75 propuestas artísticas.

El programa de 2018 está compuesto por 75 citas y repartidos en 36 escenarios en todos los distritos madrileños y está dedicado a Enrique Tierno Galván, el primer alcalde de Madrid de la democracia, que este año hubiera cumplido cien años.

Incluirá actividades tan diversas,  repartidos en 40 espacios irán desde la actuación en directo del británico Mathew Herbert y su banda Brexit Big Band hasta el astronauta y ahora ministro Pedro Duque. El festival arranco el  viernes 29 de junio y finalizará el 2 de septiembre, acogiendo actuaciones de circo, teatro, danza contemporánea, poesía, gastronomía, música y deportes urbanos.

Este año el evento estará dedicado al exalcalde madrileño Enrique Tierno Galván cuando se cumplen 100 años de su nacimiento, y sus 1,4 millones de euros de inversión buscarán, como señaló la alcaldesa Manuela Carmen, repartir la cultura por todos los rincones de la ciudad, porque “cuando la cultura se esparce, la cultura fructifica”.

Y cuando decimos que el evento es variopinto es porque habrá de (casi) todo: la natación sincronizada dirigida por Pablo Esbert el 22 y 23 de agosto en la piscina de Palomeras Bajas (Vallecas); la “rave que tendrá lugar el 6 y 7 de julio en las Naves de Matadero; el espectáculo del coreógrafo y bailarín de origen bangladesí Akram Khan, que llegará al Price el 21 de julio; o la poesía del 18 de julio en el Puente de Segovia con una noche literaria o una pieza poética del francés Yoann Bourgeois en el Templo de Debod el 21 y 22 de julio.

También la música, cómo no, tendrá un papel predominante con los más de 30 conciertos que tendrán lugar, como por ejemeplo el islandés Ólafur Arnalds, que actuará en el Parque Lineal del Manzanares el 12 de julio; Maria Arnal y Marcel Bagés, que lo harán el 18; el pianista francés Christophe Chassol en Matadero el 24 de julio; o el 8 de agosto con el estadounidense Terry Riley. También habrá espacio para el jazz y el flamenco con un homenaje a Miguel Vargas “Bambino” el 1 de julio con MartirioRaúl RodríguezPedro El Granaíno y Maui

Y el colofón final lo pondrá un espectáculo pirotécnico en el parque Enrique Tierno Galván en honor al primer alcalde madrileño de la democracia.En los escasos eventos que no sean gratuitos, en las actividades programadas por los Veranos de la Villa se cobrará un máximo de 15 euros y además los usuarios del JOBO podrán disfrutar de cualquier evento sin pagar.

Mucha música

El primer concierto del mes de julio correrá a cargo de Señor Coconut, compositor y músico alemán enamorado de la música latina de los años 50 y 60, que actuará en Plaza Matadero, en Matadero Madrid, el 3 de julio. Dos días después, en el Parque Juan Carlos I, se transformará en AtomTM , nombre con el que desarrolla su faceta más experimental. La música electrónica tendrá también su sitio en el festival durante la noche del 27 de julio, en la que se producirá un eclipse de luna total. La banda sonora para ese momento la pondrá el madrileño Pional.

El 11 de julio la Plaza Mayor se convertirá en el escenario para un gran concierto dedicado a la música coral rusa a cargo del Coro Nacional de España, que, bajo el título El imperio del exotismo, interpretará piezas como El pájaro de fuego de Stravinsky. Los Préludes de Debussy y El amor brujo de Falla serán protagonistas del recital también de música clásica que el pianista Javier Perianes ofrecerá en el Auditorio al aire libre del Parque El Paraíso (25 de julio). Otro excelente pianista, Terry Riley, referente de la música minimalista, actuará junto a su hijo Gyan, guitarrista y compositor, el 8 de agosto en el templete del parque de El Retiro.Música clásica pero contemporánea será la que inunde el Auditorio del Parque Lineal del Manzanares el día 12 de julio, gracias a la actuación de Ólafur Arnalds, compositor y multi-instrumentista islandés. También al aire libre, en los Jardines Bajos del Puente de Segovia, habrá música pero en este caso unida a la poesía, una fusión que tomará cuerpo en las voces de Jhana, Javier Galleog Crudo & Seward y Ghostpoet (18 de julio). Original también será la propuesta de Six Pianos + Big Sun, que el 24 de julio ofrecerá en Plaza Matadero un concierto audiovisual, con sonidos e imágenes.

El 1 de agosto la Quinta de Torre Arias acogerá Algo Inesperado, un evento en el que el canto de los pájaros se mezclará con los sonidos de las guitarras eléctricas de la banda… ¡sorpresa! No desvelamos el nombre, ya que, en realidad, es lo de menos: lo importante aquí es disfrutar de la Naturaleza de una forma diferente. Vivir en videoclip. Tú, yo, ‘nosotris’ y un Karaoke #1 es el proyecto de Anto Rodríguez para el 3 de agosto en el parque Huerta del Obispo y para el 16 de agosto en el anfiteatro Marta Rodríguez Tarduchy. Madrid Suena nos permitirá escuchar música club en las piscinas del Centro Deportivo Vicente del Bosque, por la mañana, y el Parque del Norte, por la tarde (4 de agosto).

En Veranos de la Villa también hay hueco para la música tradicional, que llegará de la mano de Coetus, orquesta de percusión ibérica que actuará el 5 de agosto en el Auditorio Municipal Villa de Vallecas, y Maria Arnal i Marcel Bagés, que rescatan la tradición oral peninsular con composiciones propias (18 de agosto, en el Auditorio al aire libre del Parque Lineal del Manzanares). El jazz estará representado por el trío de Manchester Gogo Penguin, que actuará el 17 de agosto en el Auditorio al aire libre del Parque de la Cuña Verde de O’Donnell. Para los más marchosos, una sugerencia: Bailar en la calle, el 25 de agosto en la explanada de la calle Bailén, frente al Palacio Real, donde la música la pondrá la mítica agrupación madrileña Alcatraz ‘La Orquesta’.

Y flamenco

Veranos de la Villa apuesta, como todos los años, por el flamenco, que este año comienza su andadura en el festival con un homenaje al cantaor Bambino, quien hizo bailar, a ritmo de rumbas y bulerías, a generaciones enteras. Por Bambino, sigue la fiesta es el título del espectáculo que se verá el 1 de julio en el Patio Central de Conde Duque, que contará con la participación de su sobrina Maui, Martirio, Raúl Rodríguez, Pedro El Granaíno, Miguel Campello, Makarines y Fernando Soto, bajo la dirección de Diego Guerrero.

El 4 de julio será el turno de la cantante Alba Molina, que regresa al flamenco acompañada de la guitarra de Joselito Acedo (4 de julio, en el Auditorio al aire libre del Parque Forestal de Entrevías), y el día 6 el del guitarrista y compositor Gerardo Núñez, para muchos el sucesor de Paco de Lucía, que vuelve a tocar junto a la Banda Sinfónica Municipal de Madrid en el Auditorio al aire libre Pilar García Peña. Junto a ellos estarán Antonio Carbonell al cante, Ángel Sánchez Cepillo en la percusión, y la bailaora Carmen Cortés como invitada.

Danza y perfomance

Naves Matadero también se suma al festival con un programa en el que destaca su apuesta por la danza contemporánea. Los días 6 y 7 de julio, Gisèle Vienne directora, coreógrafa, dramaturga y artista plástica franco-austriaca, pondrá en escena Crowd, que presenta, a modo de cuadro vivo y a cámara lenta, a 15 jóvenes que están de rave bajo los efectos de la excitación de la música. Entre los días 14 y 21 de julio en el mismo escenario la coreógrafa y artista visual uruguaya Tamara Cubas mostrará las tres piezas que forman parte de su Trilogía Antropofágica (Permanecer, Resistir, Avasallar). Del 19 al 21 de julio, el coreógrafo y bailarín inglés de origen bangladesí Akram Khan traerá al Teatro Circo Price Until the lions,que revisita el poema épico hindú Mahabharata.

Los días 21 y 22 de julio Yoann Bourgeois acercará hasta el mirador del Templo de Debod la pieza Fugue / Trampoline, un reencuentro con la ligereza y la poética del abandono de ocho minutos de duración. El 28 de julio el Cerro de los Locos (Parque Dehesa de la Villa), acogerá una creación site specific de la Orquestina de Pigmeos titulada precisamente El cerro de los locos. Una performance que tendrá algo de teatro, de cine y de música.

Circo, zarzuela, deportes…

Veranos de la Villa celebrará, como viene siendo habitual, sus tradicionales Veladas de Circo. La primera tendrá lugar el 22 de julio en el parque Agustín Rodríguez Sahagún, con la participación de las compañías Amer i Àfrica y Erva Daninha; la segunda, el 19 de agosto en el Parque Forestal de Valdebernardo, con las compañías Larumbe y Faltan7, y la tercera, el 26 de agosto en el parque Emperatriz María de Austria, con las compañías Lanördika y Cirque Exalté.

Muchas más cosas ocurrirán mientras dure el festival, como la puesta en escena de la zarzuela Alma de Dios, un sainete lírico que se podrá ver el 2 de agosto en el Auditorio del Parque de Berlín, o la Noche de Cocina y Mercado, en la que los chefs Abraham García, Rebeca Fernández y Javi Estévez elaborarán diferentes platos en los alrededores del Mercado de Vallehermoso (8 de julio).

Habrá también propuestas deportivas para disfrutar del verano. Entre ellas, la Block Party del 29 de julio en el Auditorio al aire libre del parque de la Peseta, que combinará BMX con la música más actual, o la jornada de patinaje urbano, con roller disco incluida, cuyo recorrido partirá de la intersección de la calle General Álvarez de Castro con la de Viriato (24 de agosto). Los días previos (22 y 23 de agosto) podrá verse en el Centro Deportivo Municipal Palomeras Dragón, descansa en el lecho marino, una composición coreográfica de natación sincronizada. ¿Algo más? ¡Sí! Encuentros para dibujar, arte público, proyectos de participación ciudadana… En Madrid en verano no descansamos.

Consulta el resto de la programación en este enlace.

Autora:

Crea un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.