Visita guiada al Panteón de Hombres Ilustres

10,00

20 disponibles

Una pequeña joya monumental desconocida de Madrid

El Panteón de Hombres Ilustres, es un ambicioso proyecto creado en el siglo XIX , y merece una visita, tanto por el edificio como por los monumentos funerarios que alberga, obra de algunos de los mejores escultores españoles de la época. Está situado junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha.

Los monumentos funerarios que podemos contemplar actualmente en el Panteón de Hombres Ilustres, y que fueron esculpidos por artistas de la talla de Mariano Benlliure, Pedro Estany o Agustí Querol, son los siguientes: José Canalejas Manuel Gutiérrez de la Concha, marqués del Duero Práxedes Mateo Sagasta,  Eduardo Dato Antonio de los Ríos Rosas Antonio Cánovas del Castillo Mausoleo.

Día de la visita:  sábado 26 de Mayo 2018   11:30 horas               Dirección: c/ Julián Gayarre, 3

Lugar del encuentro: Puerta del Panteón de Hombres Ilustres a las 11:15 horas.

20 disponibles

Descripción

 Visita Guiada al Panteón de Hombres Ilustres

Con esta visita al Panteón de Hombres Ilustres queremos que conozcáis una pequeña joya monumental desconocida de Madrid. Vamos a contaros un poco de historia antes de centrarnos en el contenido del Panteón:

Antiguamente existió en el lugar una ermita ( la de Atocha),  Sobre esta primitiva ermita, se construyó en el siglo XVI una gran iglesia y un convento de dominicos. Su impulsor fue fray Juan Hurtado de Mendoza, confesor del rey Carlos V. La realeza española sintió desde entonces especial predilección devota por la Virgen de Atocha. El reconocimiento Real llegó con Felipe IV, quien proclamó en 1643 a la Virgen protectora de la Familia Real y de la Monarquía española .

En 1808, con motivo de la invasión napoleónica, el complejo religioso va a sufrir un grave deterioro. En 1888, la reina regente María Cristina, viuda de Alfonso XII, al ver el estado en que se encontraban los edificios, mandó el derribo de los mismos y ordenó la construcción de otro complejo en donde se incluiría, adosado al templo, un Panteón de Hombres Ilustres.

El concurso público lo ganó el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti, proyectando una basílica en estilo neobizantino, con un campanile exento y un panteón inspirado en el Camposanto de Pisa.

Y ¿ Por qué querer un recinto funerario para nuestros “hombres ilustres”?

Parece ser que en 1837 las Cortes Generales votaron un proyecto para convertir la iglesia de San Francisco el Grande en Panteón Nacional de Hombres Ilustres, que acogería los restos mortales de los personajes considerados de especial relevancia en la historia de España. Finalmente este primer panteón se inauguró con boato el 20 de junio de 1869, acogiendo los restos de los poetas Juan de Mena, Garcilaso de la Vega y Alonso de Ercilla; los militares Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán) y Federico Gravina; el humanista Ambrosio de Morales; el Justicia Mayor de Aragón Juan de Lanuza; los escritores Francisco de Quevedo y Pedro Calderón de la Barca; el político Zenón de Somodevilla y Bengoechea (Marqués de la Ensenada) y los arquitectos Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva.

Los restos fueron depositados en una capilla y años después devueltos a sus lugares de origen, con lo que se cerró por un tiempo la idea de crear un panteón nacional.

¿Quien retoma el proyecto?

La reina regente María Cristina, viuda del rey Alfonso XII, la retoma en 1890 y decide destinar a tal propósito parte del recinto de la futura Basílica de Atocha tal como ya hemos explicado (la elección venia abalada además por la circunstancia de que en el lugar estaban enterrados algunos ilustres personajes, como José de Palafox, Francisco Castaños, Manuel Gutiérrez de la Concha o Juan Prim, pues fueron directores del cuartel de Inválidos que se habilitó en parte de este recinto tras la salida de España de las tropas francesas). Finalizado el panteón se trasladaron a él en 1901 los restos de los anteriormente mencionados pero al igual que ocurriría con los de los políticos allí enterrados en años posteriores, todos fueron nuevamente trasladados a otros lugares, reclamados por sus ciudades de origen. Sólo permanece enterrado Canalejas.

Como curiosidad aún una tradición en la Familia Real española de que las reinas y Princesas de Asturias acudan a la Basílica de Atocha a presentar ante su Virgen a los nuevos príncipes que nazcan. Así el Príncipe Felipe y Letizia Ortiz llevaron a sus hijas las Infantas Leonor y Sofía.

Guía : Aida,  Licenciada en H ª del Arte,  Curso superior de gestión de exposiciones, comisariado y restauración de obras.

Metro más próximo: Atocha Renfe (salida Alfonso XII).

¡¡Os esperamos!!

Si necesitas información adicional, si quieres reservar tu plaza en la visita para otro día, o comentarnos cualquier cuestión, puedes utilizar nuestro teléfono: 660603131, whatsap ó nuestro correo electrónico: hola@lafisgona.com  e inmediatamente nos pondremos en contacto contigo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.