La Plaza Mayor de Madrid comenzará una nueva etapa a la vuelta de vacaciones.

Con el aspecto nuevo que le darán todo el mobiliario de sus terrazas renovado y la colocación de más de mil plantas de flor y pequeños árboles, según las ideas y los presupuestos aportados por el Ayuntamiento y el gremio de restauradores.

Será en los últimos días de septiembre, según fuentes del Ayuntamiento, cuando la Plaza Mayor estrene la imagen con la que recuperará parte del aspecto ajardinado que ya tuvo en otros años del siglo XIX, aunque no el mismo porque lo impide el aparcamiento que hay ahora debajo de la plaza.

En qué consisten los cambios

En cuanto al cuidado de la vegetación, el Ayuntamiento renovará dos veces al año (verano e invierno) las plantas en flor para que el aspecto de la plaza sea impecable. Y con toda probabilidad, a finales del mes de septiembre ya estarán plantados los primeros ejemplares.

Aunque no pueden plantarse directamente en el suelo de la plaza debido también al aparcamiento subterráneo ubicado en el subsuelo (las plantas y árboles incorporarán sus respectivos maceteros), el espacio recuperará así un aspecto similar al que ya tenía hace siglos.

Presupuesto

Con un presupuesto de 400.000 euros —que ha aportado el gremio de restauradores de la Plaza Mayor y de Madrid de los Austrias—, las terrazas de la Plaza Mayor tendrán todas las mismas mesas y sillas de diseño contemporáneo, separadores y un centenar de grandes maceteros nuevos. Serán 700 mesas y 2.000 sillas que le darán a la plaza un aspecto renovado, junto a una iluminación nueva para el invierno.

El Ayuntamiento, por su parte, se encargará de colocar dos veces al año, en verano y en invierno, mil plantas de flor sembradas en las jardineras de doscientos separadores de terrazas, y cien pequeños árboles de coníferas sembrados en sendos maceteros cuadrados de gran tamaño, cuyo diseño concuerda con el del mobiliario nuevo de las terrazas.

Además, para acotar las diferentes terrazas de la Plaza Mayor serán instalados unos separadores de un metro de altura del mismo diseño que las mesas y las sillas, cada uno de ellos con una decena de plantas de flor.