La exposición Van Gogh Alive, exposición multimedia más visitada del mundo llega tras haber recorrido 40 ciudades de cuatro continentes. Lejos de las clásicas exposiciones de arte, aquí los visitantes pueden interactuar con las piezas de Van Gogh a través de los diferentes sentidos. Luces, colores, sonidos, proyecciones y más de 3.000 imágenes a gran escala sumergen al espectador en un auténtico montaje multisensorial pensado para todos los públicos.

¿Te imaginas estar bajo La noche estrellada de Van Gogh? ¿Y pasear por su Trigal con cuervos? ¿Y qué opinas de meterte en El Dormitorio de Arlés? Esto es lo que ofrece ‘Van Gogh Alive – The Experience’, una exposición multisensorial creada por la empresa australiana Grande Exhibitions. Esta exposición permite al espectador meterse de lleno en los sueños y pensamientos de Van Gogh, en los paisajes, estancias y calles que un día pintó sobre lienzos.

Van Gogh Alive es una Experiencia Multisensorial

El céntrico Círculo de Bellas Artes será el encargado de acoger esta experiencia multisensorial con los sueños de Van Gogh como protagonistas

Esta inmersiva muestra del reconocido pintor postimpresionista. La exposición tendrá una tecnología ‘Sensorry4 TM’, lo que permitirá que la obra de Van Gogh cobre vida a gran tamaño en las paredes, las columnas, e incluso en los suelos. A esa escala las formas vibrantes y los colores del trabajo de Van Gogh adquieren otra dimensión y estimulan los sentidos de un modo diferente en la que lo hacen los lienzos.

Es una experiencia envolvente que combina 3.000 imágenes en movimiento, luz y música, donde la obra de Van Gogh cobra vida. Así, el espectador podrá pasear libremente por la sala de exposiciones o recostarse en alguno de los pufs y asientos situados estratégicamente en lugares rodeados por las obras del pintor neerlandés.

‘Van Gogh Alive – The Experience’ está formado por pantallas de seis metros de altura que transforman las superficies en las que están colocadas -paredes, columnas e, incluso, suelo- creando un nuevo concepto de arte. Ya no sólo se pueden ver los cuadros colgados de paredes, sino que nos podemos meter de lleno en ellos descubriendo detalles de los cuadros del pintor hasta ahora desconocidos y disfrutando de los vibrantes colores utilizados en cada una de las pinceladas.

Además de pantallas gigantes e inmersivas, esta exposición está formada por paneles, fotografías y vídeos a través de los que conocer la figura de Van Gogh y el trabajo que realizó entre los años 1880 y 1890.

¡No te pierdas esta novedosa experiencia cultural!