Exposición Albert Renger-Patzsch. La perspectiva de las cosas

Exposición Albert Renger-Patzsch. La perspectiva de las cosas, una recomendación que no os debéis perder en la sala Fundación MAPFRE Recoletos, considerado uno de los fotógrafos más influyentes del S.XX. Fue uno de los máximos representantes de la Nueva Objetividad alemana, movimiento artístico surgido tras el fin de la Primera Guerra Mundial que se dedicó en lograr una representación del mundo lo más objetiva posible. Con 185 fotografías y material documental, se trata de una de las mayores retrospectivas de su obra realizadas hasta la fecha. Esta comisariada por Sérgio Mah, profesor en la Universidad Nova de Lisboa. Colaboran la Fundación Ann y Jürgen Wilde, Pinakothek der Moderne, Múnich.

Albert Renger-Patzsch destaca por su sobriedad y un riguroso planteamiento técnico y formal en el que la cámara sirve para intensificar nuestra consciencia y perspectiva de las cosas. El fotógrafo logró combinar las cualidades descriptivas y objetivas de la fotografía con sus aptitudes estéticas, logrando con su obra una verdadera ruptura con las prácticas fotográficas anteriores. Ésta fue para el artista la única manera de conseguir que la fotografía alcanzara una identidad propia.. Su obra es el claro reflejo de sus palabras: “ya no se puede concebir la vida moderna sin la fotografía”.

En la exposición Albert Renger-Patzsch. La perspectiva de las cosas podemos recorrer su carrera desde la década de 1920 hasta la de 1960, examinando la amplia gama de géneros que la marcaron a través de tres momentos fundamentales: sus años iniciales, con las imágenes de plantas para la editora Folkwang/Auriga y la profusión de temas presente en su libro Die Welt ist Schön (El mundo es bello, 1928); el periodo que se abre con su traslado a la zona del Ruhr, caracterizado por una intensa producción en torno a sus arquitecturas y elementos industriales; y, finalmente, los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando retorna a la naturaleza.

Albert Renger-Patzsch, distinguido por ser uno de los principales representantes de la Nueva Objetividad alemana, consiguió que la fotografía alcanzara una identidad estética y conceptual propia.
Dos postulados fundamentales caracterizan el trabajo que desarrolla a lo largo de su carrera: gran atención al detalle y realce de los aspectos más formales, estructurales y materiales de los objetos fotografiados. Estos recursos venían a reafirmar las cualidades que para Renger-Patzsch dotaban a la fotografía de un papel privilegiado en lo que a representación (y percepción) de la realidad se refiere: realismo, objetividad y neutralidad. El resultado es un estilo sencillo y sobrio, producto de concebir la cámara como aparato técnico capaz de trasmitir rigurosamente la naturaleza de las cosas y de reforzar nuestra consciencia de las mismas.
Renger-Patzsch fue un fotógrafo inmensamente prolífico y su obra reúne un gran conjunto de temas, tipos y géneros fotográficos. En un período histórico marcado por profundas tensiones políticas y por significativos cambios sociales y económicos, el trabajo del artista permite entrever una peculiar cosmovisión, donde los dominios de la naturaleza y de la tecnología se ven reinterpretado. Es también una manera de reflexionar sobre las posibles conexiones y analogías entre el mundo dado (de la naturaleza) y el heredado (del pasado, de la tradición), y el mundo nuevo, transformado por el hombre, que emerge con los nuevos designios de la cultura moderna, urbana e industrial.

Más información de la exposición

Fecha de fin: 10/09/2017
Precio: 3 €
Localización: Paseo de Recoletos 23, 28004 Madrid

Autora:

Crea un comentario