El mayor museo dedicado a Picasso estará en Francia

En 2018 se cumplen cuarenta y cinco años de la muerte de Pablo Picasso, el pintor español más internacional. Con el tiempo sus pinturas no dejan de revalorizarse y su figura goza de un atractivo que arrastra a miles de aficionados cada año a los museos donde se expone su obra.

Por ello, el anuncio del nuevo museo dedicado a él es una gran noticia para quienes aman el arte y la cultura en general. Abrirá sus puertas de la mano de quien fue su hijastra, en el sur de Francia, y será la mayor recopilación de sus obras en todo el mundo.

Ahora, tras años planeando abrir un museo con todo ese patrimonio, ha llegado el turno de hacerlo. Será en un château provenzal de unos 1.500 metros cuadrados (de los que aproximadamente dos tercios se dedicarán a la exposición permanente y un tercio a las temporales), cerca del lugar donde Picasso y Jacqueline están enterrados, donde acudirán (seguro) miles de personas cuando abra sus puertas, no solo porque sea la mayor colección de sus obras en el mundo, sino también porque una gran parte de ellas nunca han sido expuestas al público hasta ahora.

Catherine Hutin-Blay es hija del primer matrimonio de Jacqueline, de quien Picasso llegó a pintar más de cuatrocientos retratos durante el tiempo que pasaron juntos, más que de ninguna otra persona en toda su carrera.

Ahora, es su hijastra quien reunirá esas obras, junto con otras pinturas, dibujos, esculturas y fotografías, que Catherine heredó tras el suicidio de su madre en 1986 (y tras duras batallas legales con los dos hijos mayores del pintor).

La colección consta de más de 2.000 trabajos realizados por Picasso y dejados en herencia a Catherine Hutin-Blay por su madre, Jacqueline Roque. El periodo de realización de estas obras se sitúa entre los años 1952 y 1973, durante la relación de Roque con el malagueño. Dicha colección se compone de más de 1.000 pinturas, siendo el resto dibujos, esculturas, cerámicas, platos y fotografías.

La idea es dedicar el museo a Picasso y a su segunda esposa, Jacqueline Roque, cuya figura fue clave en el desarrollo de la obra del artista —fruto de aquel matrimonio son los más de 400 retratos que Picasso pintó de Roque— hasta su muerte en abril de 1973. Marido y mujer fueron enterrados en el Château de Vauvenargues, cerca de donde se construirá el museo.

Cómo será el museo Picasso

El nuevo museo se construirá en el interior del antiguo Colegio de Predicadores de Aix-en-Provence, una ciudad situada en la Provenza francesa. El edificio, que data del siglo XIII, pertenecía al ayuntamiento de la localidad desde 2016 y se vendió el pasado mes de diciembre por 11,5 millones de euros a Madame Z, la empresa de la cual Hutin-Blay es propietaria.La fecha de la apertura está prevista para pare dentro de tres años, en 2021.

El edificio incluirá tres niveles distintos, otorgando a la exposición permanente sobre Picasso una superficie de más de 3.000 metros cuadrados; y más de 1.500 para exposiciones y muestras temporales. También se construirá un centro de investigación, un taller para cerámica y grabados y un auditorio.

La administración del futuro museo espera que por sus salones pasen entre 450.000 y medio millón de personas cada año. La compañía Madame Z será la encargada de supervisar el desarrollo de la creación del museo, que incluirá la restauración del convento y de sus claustros.

Autora:

Crea un comentario