Cubismo y experiencias de la modernidad

Bajo el titulo ‘Cubismo(s) y experiencias de la modernidad’, las salas de Museo Reina Sofía, incorporan 38 obras de la Colección Cubista, uno de los núcleos de mayor relevancia de la Colección de Arte de Telefónica. Las obras datan tanto de los años centrales de este movimiento como de experiencias de décadas posteriores (1912 -1933) y fueron creadas, entre otros artistas, por Gris, Picasso, Braque, Blanchard, Lhote, Gleizes, Metzinger, Huidobro y Torres-García.

Juan Gris (Madrid, 1887- Boulogne-sur-Seine, 1927) consideraba que el cubismo no era un procedimiento sino un estado del espíritu y que, como tal, estaba en relación con todas las manifestaciones del pensamiento de su época. Los protagonistas del cubismo supieron bien lo que su experiencia suponía y hoy la conciencia artística del presente no duda en situar al movimiento como piedra angular del arte moderno.

En junio de 2016, la Fundación Telefónica firmó un convenio por el que depositaba en el Museo Reina Sofía, por un periodo renovable de cinco años, su Colección Cubista -uno de los núcleos de mayor relevancia de la Colección de arte de Telefónica-, compuesta por cerca de 40 obras fechadas entre 1912 y 1933.

Además de por su calidad intrínseca, la importancia del depósito reside también en la incorporación de trabajos de artistas que no estaban representados en la colección del Museo y de obras de gran valor para uno de sus núcleos clave: la experiencia de la modernidad en Latinoamérica.

Fruto del citado acuerdo, el público puede contemplar en Cubismo(s) y experiencias de la modernidad una selección de más de 70 obras procedentes de los fondos cubistas de las colecciones de la Fundación Telefónica y del Museo Reina Sofía que ponen de manifiesto la gran pluralidad de propuestas creativas que generó esta corriente artística y que dan pie a una lectura más amplia sobre ella.

Al comentar el origen de la Colección, Luis Solana, recuerda que fue en 1983: “El Gobierno de Felipe González acordó que el uno por ciento del presupuesto de cada Ministerio se destinase a cultura. Me entrevisté con el entonces titular de Cultura, Jorge Semprún, que me dijo que en España sólo había un cuadro de Juan Gris y ninguno de Luis Fernández. Eso nos decidió a iniciar la Colección que desde el primer momento se concibió con el propósito de que pudiese disfrutarse a nivel público”.

Manuel Borja-Villel señala que “con esta incorporación culmina un largo sueño, pues además de por su calidad intrínseca, la importancia del depósito reside también en la presencia de trabajos de artistas que no estaban representados en nuestra colección y de obras de gran valor para uno de sus núcleos clave, la experiencia de la modernidad en Latinoamérica. Sin el cubismo no hay museo que pueda hablar de modernidad”.

“Asistimos a la demostración de un cubismo plural, donde hay dudas, donde se constata la muy estrecha relación entre este movimiento artístico y la poesía. Vemos el cubismo como lenguaje común de la primera vanguardia, un movimiento lleno de descubrimientos fundamentales para el arte del siglo XX”, añade Borja-Villel.

Para Eugenio Carmona, comisario de la muestra, “no hay ningún lugar del mundo que acoja una colección cubista de esta dimensión” y recuerda que “estamos ante una propuesta en favor de la concepción plural del cubismo. Pero en el momento presente, la reconsideración de la experiencia cubista atendiendo a las formulaciones de Juan Gris es no solo lícita y posible sino deseable, pues contiene en sí misma la complejidad de lo que el cubismo realmente fue y supuso”.

Información de la exposición.-

Donde: Museo de Reina Sofia.

Duración: hasta finales de 2018.

Precio: Entrada general: taquilla: 10 € / online: 8 €, Entrada exposición temporal: taquilla: 4 € / online: 3 €

Horario: Lunes: 10:00 – 21:00 h, Miér-sáb: 10:00 – 21:00 h,Domingo: 10:00 – 19:00 h , Cerrado: Martes. 24, 25 y 31 diciembre, 1 y 6 enero.

Crea un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.