Colección Soledad Lorenzo

El Museo Reina Sofía abre la primera muestra sobre el legado de Soledad Lorenzo

Hoy se inaugura la primera muestra de la exposición sobre la colección de Soledad Lorenzo. Esta colección está organizada en dos muestras y presenta una amplia selección de las obras que forman parte del depósito temporal que en 2014 realizó la galerista Soledad Lorenzo al Museo.

En 2014 Soledad Lorenzo cedió al Museo Reina Sofía, en sus palabras “el museo de todos los españoles”, en depósito durante cinco años prorrogables y con promesa de legado, casi 400 obras de su colección pertenecientes a unos noventa artistas, españoles en su mayoría. Se trataba del depósito más importante realizado hasta entonces a un museo de nuestro país, tanto por el número de piezas como por su calidad y la relevancia de sus autores. Algunos de ellos ya se encontraban representados en los fondos del museo, otros no. En cualquier caso contribuirán a completar y enriquecer sus fondos de arte actual.

La primera de ellas del 26 de septiembre al 27 de noviembre de 2017 se desarrollará bajo el título Punto de encuentro. En ella, aborda los conceptos de espacio y geometría desde diversas ópticas. Partiendo de dos autores clave en la colección de Soledad Lorenzo, como Pablo Palazuelo y Antoni Tàpies, se propone un recorrido en distintos formatos de reconocidos artistas vinculados a la trayectoria de la galerista como Soledad Sevilla, Ángeles Marcos o el denominado Grupo Vasco (Txomin Badiola, Peio Irazu, Sergio Prego o Jon Mikel Euba, entre otros). Se podrá disfrutar de unas 70 obras de 14 artistas, todos ellos españoles.

Cuestiones personales, la segunda parte de la exposición, que durará del 19 de diciembre de 2017 hasta el 5 de marzo de 2018, se centra en la recuperación del lenguaje figurativo, a través de un conjunto de obras de artistas españoles y extranjeros. El recorrido se inicia con la obra de dos referentes de la figuración española, Luis Gordillo y Alfonso Fraile —con quien Soledad Lorenzo inaugura su galería en 1986—, y avanza por trabajos de contenido más transgresor como los de Juan Ugalde, Jorge Galindo o Manuel Ocampo. En esta ocasión también están presentes artistas norteamericanos vinculados a la Metro Pictures Gallery de Nueva York —David Salle, Tony Oursler, Ross Bleckner, Eric Fischl o George Condo—, que representan la incorporación de creadores extranjeros en la programación de la galería. Asimismo, la exposición acoge una selección de obras de José Manuel Broto y Miquel Barceló, junto con trabajos de Julian Schnabel, sin olvidar a artistas más jóvenes, como La Ribot o Itziar Okariz, por los que la galerista siempre ha apostado.

El depósito está compuesto por 392 piezas de 86 artistas, la mayoría de ellos españoles y pertenecientes a diferentes generaciones, cuyas prácticas abarcan diversas disciplinas de la creación artística actual. De este modo, aunque predomina la pintura, la escultura y la fotografía, figuran igualmente obras sobre papel (dibujos y grabados), piezas audiovisuales e instalaciones.

La galerista ha confesado en la presentación de “Punto de encuentro” que nunca imaginó vivir un día como el de hoy, precisamente porque nunca se ha sentido coleccionista sino amiga de los artistas, una interesada por la inteligencia de la mirada. Y su emoción era visiblemente sincera: ha contado que, junto a su familia y su contacto con la muerte (es fácil encontrar en Google sus circunstancias vitales), el arte le constituye, y que le ha hecho muy feliz. Por eso, porque estas obras forman parte de su propia historia, no quiso venderlas sino ponerlas a disposición de “todos los españoles”, y no considera que esta sea una decisión generosa, sino inteligente.

Para Lorenzo, ser galerista es estar en contacto con el talento en directo y desde la cercanía, una suerte, un privilegio y un camino para educarse a uno mismo y amar la vida: “a la galería entraba una persona y salía un amigo”. El desarrollo de su carrera le ha dado, dice, una vivencia muy lejana a la consideración del arte como mera actividad ornamental que concede prestigio a quien se le acerca, porque la mirada es el más emocional de los sentidos.

 Datos de interés

  • Cuando:

          Punto de encuentro: Del 26 de septiembre al 27 de noviembre de 2017                                                                                              

          Cuestiones personales: Del 19 de diciembre de 2017 hasta el 5 de marzo de 2018

  • Dónde: Museo Reina Sofia, Calle Santa Isabel, 52
  • Precio: En línea: 8,90€, Taquilla 10 €
  • Horarios: Lun, miér-sáb: de 10:00 a 21:00 horas. Domigos 10:00 a 19:00 horas. Martes cerrado.

Podréis disfrutar de esta exposición en la Fisgona. Haremos una visita guiada a las dos muestras realizada por un experto/a en Historia del Arte y arte del siglo XX ¡Estad atentos a nuestras visitas guiadas!. Más información sobre nuestra visita guiada.

Crea un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.